El lenguaje, la música, el espacio y la percusión corporal

Des de hace cosa de un par de años empecé a incorporar el lenguaje, la fonética y la relación de símbolos como parte de la metodología en las formaciones de percusión corporal.

La humilde experiencia me ha llevado a observar que la introducción de la palabra acelera el proceso de aprendizaje de las estructuras rítmicas y de la coordinación.

Aprender por imitación o generando relaciones con el lenguaje tiene resultados muy distintos en muchos los alumnos.

De ahí que me he puesto a leer un poco sobre la relación entre la música y el lenguaje y a desarrollar actividades en las clases para unir puntos en común.

Y bien…

“lenguaje y música son dos capacidades que por el origen de su evolución vienen de la mano y se han estudiado las similitudes encontradas entre ambas (Mithen, 2005; Patel, 2003; Sloboda, 1989), con un punto de unión: la melodía y el ritmo del habla, que están directamente conectados con la entonación (Fonseca-Mora, Toscano-Fuentes y Wermke, 2011).”

Se han estudiado y descrito sus similitudes:

“Son capacidades universales y específicas del ser humano. Poseen tres modos de expresión: vocal, gestual y escrita. El medio natural de ambos es el auditivo vocal. La habilidad de crear un número ilimitado de secuencias nuevas usando elementos musicales o palabras.”

“Tanto el habla como el canto se desarrollan en los niños al mismo tiempo de manera espontánea.”

Estos aspectos son súper interesantes para jugarlos en la percusión corporal, respecto al desarrollo del aprendizaje.

Cuando éramos pequeños ya jugábamos a saltar a la comba o a hacer ritmos en parejas, integrando canciones, leguaje, coordinación y ritmo…Estábamos concentrados, respetando el tempo, estando presentes, coordinando brazos, espacio, bailando con el otro…

Partiendo de estas similitudes en las clases pues, estoy buscando maneras de crear conexiones entre secuencias de palabras , ritmos y su relación con la independencia de las distintas partes del cuerpo y el movimiento.

Además tanto la música como el lenguaje siguen un orden fijo en la estructura, unas reglas gramaticales, bien mediante palabras o notas musicales creando una melodía o frase.

De ahí, la memorización y comprensión rítmica resulta mucho más rápida cuando partimos de palabras y símbolos para después llevar el ritmo a la coordinación de las extremidades.

Pero en cuanto a las relaciones entre música y lenguaje no se habla de relación de símbolos visuales y tampoco se habla del espacio.

Con la percusión corporal también es necesario tener en cuenta EL ESPACIO.

Las relaciones visuales són importantes en la medida que estamos integrando movimiento y el control del tempo cuando percutimos… y no solo en el espacio de nuestro cuerpo (extremidades sup/inf) , sino a un recorrido en el espacio “coreográfico”, que requiere pues control de cuerpo y coordinación en la trayectoria.

Dándole un par de vueltas al asunto pues inventarse juegos que lleven implícita una estructura, un orden, unas reglas, una melodía nos lleva a un campo ya conocido e intuitivo para crear frases rítmicas y trabajar la coordinación.

Y no solo eso…suma capas! trabajar con un cuerpo abierto, consciente, relajado, para que pueda viajar en el espacio y seguir coordinando y siendo expresivo, rítmico, preciso…

Encontrar dinámicas para integrar tantos aspectos es una feinada, tu! jeje. Aquí la chicha no se acaba….Estic a tope, la percu corporal motiva mazo! Jeje

Gracias, un placer compartir!

 

Lu Arroyo Moreno – Educadora, Musicoterapèuta i Trainer PNL-

Logo Cia. Ylalu

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *


+ 2 = 8

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir el correu brossa. Aprendre com la informació del vostre comentari és processada