Escucha de cuerpo y percusión corporal

La conciencia corporal

Creo totalmente que debemos tener conocimiento del cuerpo, que es un canal básico de comunicación, expresión, relación con los demás, salud y autoconocimiento.

La escuela no nos enseña a escucharlo, entenderlo,  atenderlo y la desconexión para muchas personas es total. Mi relación con el cuerpo viene del mundo del deporte de competición, desde pequeña (donde se trabaja con conciencia 0). Ya más grande me sumerjo en el mundo de la musicoterápia, en el mundo de la danza y después empiezo a estudiar fisioterapia.

Hoy va de “cuerpo”. El meu cos

En el método que desarrollo de percusión corporal, la comprensión y el aprendizaje en la escucha del propio cuerpo forma parte de la estructura básica de todas las clases y formaciones.

Es importante tener conocimiento mínimo de nuestro sistema esquelético y muscular para identificar cómo utilizamos nuestro cuerpo.

Las personas llevamos nuestro cuerpo encima desde que nacemos hasta el final de la vida. Durante una buena parte del tiempo, parece que no tenemos conciencia de él a menos que nos duela algo. Y es que la mente … suele ocuparse de otras cosas!

La conexión cabeza-cuerpo.

A menudo se ven los cuerpos desconectados de las cabezas haciendo las cosas del día a día.

De este modo, no acabamos de utilizar el cuerpo de manera económica y las tensiones nos cogen, por sorpresa. Tanto los niños como los adultos podemos despertarnos por la mañana descansados ​​y relajados y llegar a la noche tensos sin tener una verdadera conciencia de cuándo y cómo, a lo largo del día, hemos ido modificando el estado corporal y acumulando tensiones. Y las personas que utilizan el cuerpo como herramienta básica de trabajo, si no ponemos suficiente atención … extra carga!.

..Lo más interesante es que se puede evitar!

Sin embargo, las tensiones también se pueden acumular mientras hacemos actividades agradables.

Te invito a hacer una prueba en nosotros mismos. Mientras estás delante del ordenador, lo puedes experimentar haciendo una prueba sencilla. Sin quitar los ojos de la pantalla, tócate los músculos del hombro, de la nuca y de la espalda. Despierta los. Respira un momento. Observa cómo estás sentado, el apoyo de los pies en el suelo o si estás haciendo fuerza en las piernas o en las ingles. Lo más probable será que estén tensos. Relájalos, re-colócate y vuelve a tocarlos en unos minutos. Esta tensión no la necesitamos para trabajar delante del ordenador.

Por tanto eduquémonos y entrenemos la conciencia. Aprendamos a escuchar nuestro cuerpo!

Los brazos pueden apoyarse sobre la mesa, con todo el peso que tienen, puedes respirar de manera consciente todo el tiempo y el cuerpo puede trabajar desde un estado de relajación interna que nos permita seguir las tareas y optimizar nuestro rendimiento.

El mismo ejercicio podemos hacerlo haciendo cualquier trabajo doméstico, cocinando, haciendo ejercicio físico o incluso hablando con alguien.

El autoconocimiento a través del cuerpo en la educación formal, aún es desconocido y poco usual. No nos lo han enseñado a educación física, ni en la escuela, ni en muchas formaciones que trabajan el cuerpo.

Estamos en el siglo XXI y poco a poco los currículos y la enseñanza parece que tiene ganas de abrirse. Eduquémonos en la escucha y en trabajar desde un lugar distendido!

La percusión corporal es una herramienta fantástica desde donde trabajar el cuerpo y la conciencia a través de la música y la danza para establecer conexiones cabeza-cuerpo. Es fascinante.

Es importante tener una imagen visual, gráfica de lo que somos y cómo funcionamos. Cuando podemos hacer una representación visual de nuestro propio cuerpo utilizando el imaginario, la relación que podemos establecer  con el cuerpo es más directa.

El equilibrio del cuerpo

El esqueleto. Huesos y músculos

Nuestro sistema esquelético está formado por 206 huesos aproximadamente. Todos unidos entre sí, excepto el hueso de la nuez  (el hioides). El hecho de saber que todos están unidos por articulaciones es básico para entender nuestro cuerpo como un todo. Todos los huesos están conectados a 650 músculos y éstos a los nervios, a las fascias y las vísceras.

Tanto los huesos como los músculos tienen básicamente tres funciones:

– Nos aguantan y nos permiten mover
– Nos permiten mantener una postura: la postura no sólo nos indica cómo está el sistema músculo-esquelético sino que también nos refleja como somos, cómo vivimos y cómo pensamos.
– Contienen y protegen las vísceras y los órganos, y la médula ósea.
Si entendemos el cuerpo como una arquitectura en equilibrio y la conexión entre todas las articulaciones y tenemos interés por conocer nuestro propio cuerpo seremos capaces de utilizarlo de una manera eficiente y detectar los pequeños desequilibrios que se generan en el día a día.

El esqueleto.

El equilibrio del cuerpo está conectado con la alineación músculo-esquelética con qesqueletue lo utilizamos. La posición de un tobillo, el arco plantar, los dedos de los pies, nos repercute en toda la postura.

Cuando estamos en desequilibrio o desalineados, el resto de los elementos de nuestra estructura busca el nuevo equilibrio para adaptar la huella y mantener la verticalidad de la bipedestación. O sea, para ir sobre las dos piernas, desajustando todo el esqueleto, con las cadenas musculares y fasciales.

El resultado es la pérdida de eficacia de la postura, nos cuesta más trabajar estando de pie, y aparecen sobre todo lumbalgias y cervicalgias, que se pueden manifestar con dolores de cabeza y de espalda.

Por lo tanto miremons los pies. Tomemos conciencia de ellos!

peus

 

La anestesia.

A menudo trabajo con cuerpos que están anestesiados. Cuando hablo de “anestesia” me refiero a aquellas partes del cuerpo que no somos conscientes que tienen tensiones, porque están dormidas por exceso de tensión.

En las formaciones a menudo hay descubrimientos. Personas que se sorprenden, que reconocen el peso de un brazo a los 35 años (y lo han llevado encima siempre! jeje). El estudio y el conocimiento del cuerpo necesita escucha, intención, percepción, observación e imaginario.

Escucha – observación y Intención

Al igual que cuando escuchamos música o las personas que nos hablan, también podemos escuchar el cuerpo. Hay dos herramientas que personalmente creo que son claves para aprender a transformar los hábitos en movimientos conscientes:

La observación y la intencionalidad

Cuando hablo de observación me refiero a parar nuestra actividad mental y dirigir la atención a observar las acciones físicas que estamos haciendo. Es decir; ¿Qué parte de mi pie está tocando el suelo mientras camino? ¿Qué tensión muscular tengo? ¿Cuál es la posición de mi cabeza y de la columna vertebral …? ¿Tengo una respiración, rápida…? corta…? profunda …? ..¿Respiro cuando hablo? ¿Hago más fuerza de la necesaria?

La respiración es la fuerza vital que conecta la mente con el cuerpo y todas las cadenas muculares pasan por el diafragma. Hacer un trabajo de observación de la respiración es un todo.

Cuando tenemos la intención de poner más atención a la manera usar y habitar nuestro cuerpo, poco a poco se va desarrollando una conciencia y de aquí el hábito de observar un poco más. Como un entrenamiento que acaba formando parte del día a día.

Posición corporal y sentimientos

Según la fisioterapia y la neurología, en el cerebro hay una zona donde se percibe el esquema corporal y la situación espacial que interactúa con las emociones y pensamientos.

Generalizando arquitecturas; “las personas con pensamiento depresivo, suelen tener una retracción de hombros y columna dorsal, las personas agresivas suelen mantener una postura anteriorizada con el cuello hacia atrás, y las que están afligidas encorvan y bajan la cabeza.” (ref.)

Las alteraciones de los músculos también se asocian a determinados pensamientos o emociones. Cuando se afecta la musculatura cervical, por ejemplo, es probable que haya un problema en la esfera intelectual o temperamental. Quizás personas que pasan muchas horas leyendo, delante del ordenador, que soportan mucha “tensión”; a menudo ante exigencias etc.

El dolor en la zona de los hombros y la parte superior de la columna suele asociarse, con una sobrecarga, un exceso de responsabilidad. Los estudios que se han hecho también asocian las tensiones o alteraciones en los brazos y en las manos con la falta de libertad y / o la imposibilidad de compartir. Las de la zona de las vértebras dorsales se relacionan con las emociones y una sensación de malestar en el centro frénico (el diafragma), de modo que cuando una persona recibe una mala noticia, normalmente frena la respiración y siente malestar en los pulmones y el corazón y, incluso, es habitual que se ponga la mano en el pecho. Los síntomas en la región lumbar se asocian con la “incapacidad” para seguir adelante y la sexualidad.

Estas clasificaciones, es cierto que son generalizaciones y no  defiendo su verdad absoluta, pero tienen una relación fisiológica. Hay que decir que cada persona hace más o menos evidentes las somatizaciones.

Os adjunto un recuadro donde podemos ver la relación del sistema nervioso simpático y la conexión con las vísceras y los órganos.

postures i sentiments

 

 

Posturas y sentimientos

Normalmente la energía de lo que sentimos la guardamos en los diferentes órganos o quedan almacenadas en los hombros y en la espalda, acumulándose en forma de tensión y músculos agarrotados.

Normalmente, acumulamos las tensiones en diferentes zonas del cuerpo especialmente en el hígado, estómago, riñones, hombros y espalda. Esta tensión deforma los órganos y el propio cuerpo, afectando de esta manera a la columna.

La reacción física a las emociones se clasifica de forma general de la siguiente manera:

Si la emoción es la rabia, los órganos afectados serán el hígado y la vesícula biliar y el dolor de espalda estará localizado en la zona media de la espalda.

Si la emoción es la tristeza y la aflicción, los órganos afectados serán los pulmones y el intestino grueso y los dolores de espalda serán más fuertes debajo de los hombros. Si la emoción es el miedo y la melancolía, los órganos afectados serán los riñones y hará daño la parte baja de la espalda. Si hay debilidad de carácter y excesiva compasión, el bazo será el órgano afectado y quizás podremos ver en el lado derecho en la parte media de la espalda una inflamación o será la zona que hará daño. Si hay un exceso de emociones o histeria afectará al corazón y hará daño el centro de la espalda, en la zona del corazón.

Según estas relaciones, dependiendo de cómo está la columna podremos decir también bastante de la forma de ser de una persona. El origen del dolor de espalda suele ser multifactorial está claro, pero eso no quiere decir que no pueda haber una emoción que haya sido la causa principal del problema o que haya contribuido a agravarlo.

La emoción, la música y el movimiento.

Emoción se podría definir como una energía en movimiento. Y si aceptamos que es energía, se puede definir el dolor de espalda o cualquier tensión como un bloqueo por un exceso de energía/de emoción (..como la rabia, el resentimiento, el miedo, etc.)

Sé que no digo nada nuevo, quizá para algunos sí, pero encuentro interesante compartirlo.

Con la percusión corporal  como herramienta, la tarea de abrir el cuerpo y que pase por lugares nuevos, que se exprese, que se abra, que desbloquee … es simplemente apasionante!

Gracias por compartir.

Que el ritmo no pare y salud!

Muy buen verano!

Lu Arroyo Moreno

Educadora Social, Musicoterapeuta, Master Trainer en Programación Neuro Lingüística. Master en Nutrición y Salud.

Ref.

– “LA EVIDENCIA DEL CUERPO” A. MUNNÉ. ED. Paidós.

– “AUTOCOCIENCIA POR EL MOVIMIENTO” M. FELDENKRAIS. ED. Paidós.

– “ANATOMÍA PARA EL MOVIMIENTO” TOMO I-II Blandine Calais-GERMAIN. ED. LOS LIBROS DE LA LIEBRE DE MARZO.

– “LA TÉCNICA ALEXANDER” R. BRENNAN. ED. Kairos.

– “DESPLEGÀNDOSE” E. Hengstenberg. ED. LOS LIBROS DE LA LIEBRE DE MARZO.

– “APRENDE A RESPIRAR” H. LODE. ED. INTEGRAL.

– “PLENITUD CORPORAL CON EL Rolfing” P. Schwind. ED INTEGRAL

– “LA VIDA DEL CUERPO” A. Balaskas. ED. Paidós.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *


+ 1 = 5

Podeu fer servir aquestes etiquetes i atributs HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>