TALLERES

Utilizamos la percusión corporal como elemento lúdico para trabajar competencias transversales; aspectos como la concentración, la escucha, el liderazgo, la lógica, la creatividad, la memoria, la relación con el otro, el autoconocimiento, etc.

Personalmente entiendo la percusión corporal como un acoplamiento perfecto entre la música y la danza.

Según los objetivos con los que trabajamos con este lenguaje podemos incidir en los aspectos físico-corporal, emocional, social o cognitivo.

FORMACIÓN PARA PROFESORADO

El contenido y las dinámicas de percusión corporal que trabajamos en las formaciones giran alrededor de las inteligencias múltiples descritas por H. Gardner: las capacidades musical, lógico-matemática, interpersonal, intrapersonal, lingüística, corporal o espacial.

Se trata de una herramienta rítmica riquísima aplicable en el aula y en cualquier contexto de desarrollo personal. Podemos entender su finalidad en una triple vertiente: educativa, artística y terapéutica, o en una mezcla de las tres.

Las variantes de aprendizaje que nos ofrece pueden ser casi infinitas en función de nuestro objetivo, nuestra creatividad y nuestra destreza.